Ventajas de opositar

Empleo estable, bien remunerado, 35 horas semanales, jornada continua, pagas extraordinarias, oportunidades de ascenso, son solamente algunos beneficios de las tan codiciadas vacantes de funcionario, como la de auxiliar institut catala salud, que año tras año se disputan cientos de miles de postulantes. Para acceder a una de ellas hay que superar un difícil obstáculo: las oposiciones, que han de prepararse como mínimo a lo largo de un año, admitiendo la posibilidad de no obtener plaza.

Opositar se transformó en una exigente labor que supone gran sacrificio y tenacidad. Dependiendo de la vacante a la que se opte, el opositor se ve obligado a estudiar hasta sabiendo que, probablemente, suspenderá el primer examen y que el sacrificio le costará alrededor de un año de su vida. Durante este tiempo vivirá pendiente de la lista de admitidos y excluidos, del día de la convocatoria y de los resultados de los exámenes.

En relación al perfil de los candidatos, los aspirantes a los puestos de funcionario disponen de titulación media/alta, tienen una edad media que oscila entre los 18 y los 35 años y son en mayormente mujeres.

Es posible afirmar que, en general, las vacantes de Auxiliar Administrativo son, por cierto, las más concurridas, pues la capacitación académica requerida para acceder a ellas es menos exigente.

El número uno de la convocatoria, el que mayor puntuación haya logrado en la oposición, podrá elegir entre todos los destinos, en tanto que al último le corresponderá el último puesto en el destino que haya quedado vacante. Los opositores que aprueben los respectivos exámenes pero no hayan conseguido plaza por la puntuación, pasarán a engrosar la bolsa de trabajo y serán ellos los primeros en ser llamados para cubrir vacantes temporales, bajas y cualquier otra clase de requerimiento que aparezca en el cuerpo al que han elegido.

Compartir esta publicaciónShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook